jueves, febrero 23, 2006

¡Chíngale al pendejo, güey!

El Santo, el enmascarado de plata.
Un mito a la altura de Superman, Batman o el Coyote.

Aunque sus grandes hazañas están irremediablemente ligadas al cine, también (como buen icono popular) hizo sus pinitos en otros medios.
Como la fotonovela.
Vedlo aquí en un esplendoroso blanco y negro sobre papel amarillento.

Sin duda, lo mejor de tenerlo en papel (aunque sea digital) es que puedes paladear los diálogos con calma.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?